frases COACHING PARA LA VIDA: Encontrar el porqué y trabajar el cómo.
La vida es eso que pasa mientras tú haces otros planes

DIRECTAMENTE A CLASE

sábado, 9 de enero de 2010

Encontrar el porqué y trabajar el cómo.

Existen diversas causas que pueden llevarnos a una depresión o episodio depresivo mayor (dejando a un lado las causas genéticas), una puede ser la consecuencia de encuentros mal afrontados en las relaciones con los demás o con personas emocionalmente importantes para nosotros. Tal vez nos obsesionemos con querer controlar eventos o situaciones que no dependen de nosotros. Otra fuente de depresión puede ser una permanente visión crítica y negativa de contemplar el mundo que me rodea y sus diversas circunstancias. Otra pudiera deberse a “la enfermedad de complacer a los demás”, es decir, aquella persona que está tan obsesionada por dejar a todos satisfechos y agradarles en extremo, que se olvida de sí misma y de estar ella misma satisfecha, el olvido gradual de su propia vida y su valor. Otro motivo puede deberse a un entorno laboral o ambiente circunstancial excesivamente crítico o tóxico emocionalmente, donde abunda la descalificación, la falta de respeto, de preservación de la intimidad de cada uno, y una frecuente desvalorización.


Otra causa puede ser el hecho de sentirte indefenso, impotente o sin recursos ante una o diversas situaciones estresantes de tu vida, lo que Seligman llamó “Indefensión Aprendida”.

Una causa frecuente y relevante de muchas depresiones se debe al APRENDIZAJE de patrones de comportamiento depresivos de personas a las que admiramos o que fueron nuestros modelos de referencia de pequeños/as, por ejemplo, si tuve un padre crítico y muy negativo, puedo acabar imitándole inconscientemente y convirtiéndome en un depresivo, en éste caso la terapia adecuada podría ir encaminada a DESAPRENDER todo lo que me lleva a la depresión, y aprender todos los recursos psicológicos que me liberan de ella, guardando en mi mente todos los buenos recuerdos y lecciones positivas que sí tuvo también mi padre, pero filtrándolas de lo negativo.

Hay algo muy frecuente, a nivel emocional, en la depresión, la persona que la padece, está incapacitada para la vivencia y expresión de la alegría, como si la alegría estuviese prohibida..

Es frecuente encontrar una tristeza crónica o incluso encontramos a quien la expresa a través de la ira, y con su rabia y enfados continuos, está ciego e inconsciente a su profunda insatisfacción, miedo y tristeza.

Un posible problema es que la persona no siempre es consciente de su depresión y puede tardar un tiempo en darse cuenta.

La buena noticia de la depresión es que siempre tiene una cura psicológica, aunque en algunas ocasiones es necesaria acompañarla de fármacos, generalmente con disciplina y trabajo psicológico es reversible (previamente hay que descartar que no sea algo médico).

Se puede aprender a sentir de nuevo alegría genuina, a disfrutar tu existencia, relacionarte mejor con los demás, a buscar tu autorrealización personal, y encontrar una vida razonablemente feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Encuentra lo que buscas

Seguidores